Bebesaurio:Los primeros cambios y preocupaciones

Wooo~ ¿De verdad estoy embarazada? wooo~

En realidad eso era lo único que pensaba esa noche después de ver al doctor… pero yo creí que ese escalofrío de que un bebé estaba creciendo en mi interior no era lo que mas me afectaría. Por eso, acto seguido fui a mi amigable celular y bajé muchas aplicaciones, pero al final después de probar y probar… me quedé con una: Baby Center en español: mi embarazo dia a dia (ojo, nadie me paga por decirlo)

LINEcamera_share_2014-03-23-13-21-49

En realidad me gusto porque hace un seguimiento día a día con ideas, consejos y videos de todo. Como primeriza y ansiosa… lo agradezco =P

Junto con eso, me puse estudiosa… o sea, comencé a leer cuanto foro encontré en la web, cuanta historia que se me cruzaba en los blogs, pues necesitaba saber opiniones, recomendaciones y experiencias ajenas y, por supuesto, si podía comer esto… o aquello. Uff… la ansiedad y la alegría de la primera semana después de la noticia fue abismante. Un día ya nos sentamos con Mr. H y nos pusimos serios: dinero y privacidad fueron los temas. En lo que respecta al primer punto sacamos algunas cuentas y aunque había que apretarse el cinturón unos meses, todo se veía bien: hasta el momento un amigo ya nos había prometido -como regalo- la cuna y se supone que los gastos de consultas y ecografias, exámenes, etc. los iba a cubrir en buena parte la isapre, así que en realidad solo quedaba el realizar algunas adecuaciones en la cocina (es demaciado pequeña), guardar dinero para la estufa en invierno y por supuesto la nueva distribución de la casa, comenzando por el desalojo del lugar de trabajo de Mr. H, la llamada «pieza chica» en donde además se quedan nuestros amigos cuando vienen de visita, pues esa es en realidad la pieza de bebé… y, con respecto a la privacidad, ya lo teníamos claro:

– ¿Lo publicarás?

Pues no amor, o por lo menos no hasta que cumplamos el primer trimestre. Por eso nada de blog, facebook, tuiter ni comentarios excepto a nuestros padres y hermanos… quienes debían mantenerse en modo ninja-ultra-secreto hasta pasado los tres meses.

Aparte de esos dos temas, tuve que ver lo de mi cambio de alimentación, o sea ya no podía solo comer tallarines y arroz (siempre preparábamos eso), ahora debía incorporar legumbres, verduras y frutas, las cuales jamas comía. Grande fue mi sorpresa al darme cuenta que mi cuerpo me lo pedía imperiosamente, así eso no fue un gran desafío.

descargadescarga (1)

 

 

 

 

 

 

Y por ultimo, con lo que no contaba era el EXTREMO cansancio que sentí ese ultimo mes de trabajo antes de vacaciones (recuerden que soy profesora en un liceo), minuto que tenia libre me tiraba en la mesa a cerrar un poco los ojos y el resto del día era correr con mi inseparable botellita de agua. Era una de esas de agua mineral, claro que rellenada treinta mil veces… Fue tanto que una vez uno de mis jefes me dijo que pronto me saldrían raíces y me convertiría en una plantita jajajaja. Hablando de eso, se lo tomaron bastante bien allá -creo yo- pues después de felicitarme me dieron todas las facilidades para salir a controles o descansar si era necesario. Un 10 para mis jefes… wiii~

Dicen que las nauseas se pasan despues del primer trimestre… eso espero…

2 Comments

Deja una respuesta