Al parecer soy mala madre…

Es lógico: Quedas embarazada, estás feliz. Tienes tu bebé, eres más feliz y no puedes despegarte de su lado. Tu bebé crece, eres recontra feliz, no puedes despegarte de su lado ni un segundo y todo el día piensas en él. Colecho, leche materna libre demanda, porteo… Es lógico ¿no?

121670_1222531087650_100Pues por eso creo que soy mala madre… mi historia no es completamente así. Lo de la felicidad si está en todas las etapas y estará en todas ellas, pero el hecho de querer ser una abnegada madre 24/7 y dejar toda mi vida para estar pegada a mi hijo, creo que no va conmigo. Quizás es rebelión contra la onda «super mamá» que me rodea o quizás yo soy así y no lo sabía, pero me gusta una cierta independencia tanto para Bebesaurio como para mi. Y no me malinterpreten, es maravilloso dormir con mi pequeño sobre mi pecho o a mi lado, pero sencillamente no puedo descansar completamente de esa manera en las noches, así que con lo de colecho… pues no. Eso si, a la hora de dormir no me complico, si se queda dormido agarrado de mi seno lo dejo ahí un ratito hasta que esté bien dormido y luego lo dejo en su cuna (cuna que está al lado de mi cama, por si no lo había mencionado). Ahora si no se durmió altiro, hago lo mismo y se duerme solito (en ese aspecto me he sacado la lotería). Lo del porteo también me parece buena idea, aunque en lo que topamos es en las herramientas para ello: son caros, pues si quiero una mochila para eso, debe ser una buena y anatómica que deje al bebe en posición de ranita… a menos que no me importe y le ponga uno mas barato y quede con las piernas colgando de forma recta (cosa que no será así); el tema es que donde yo vivo no hay muchas opciones para comprar y lo que hay es muy caro… y si quisiera un fular o algo así, debo comprarlo solo por internet pues acá tampoco venden, por lo que lo adquiriría a ciegas y no sé si me acomodaría o no… al final mejor optar por coche.

wpid-wp-1408846017700.jpeg

Pero la buena noticia es que no me han perdido completamente: AMÉ la lactancia. La verdad es que no tuve heridas ni me desangré ni me quedó el pezón colgando -como me vaticinaron algunas personas- al principio tuve un par de heridas que se sanaron con «parches de leche» y una pomadita de centella asiática un par de veces. Me gusta darle lechita a mi niño, me gusta ver su carita, como me pide y todo… claro, todo excepto la dependencia jajaja. Si, si… no todo es perfecto, pero dejándole su porción sacada con el «saca leches» -que es una tortura usarla las primeras veces y que después me tortura más el hecho de tener que lavarla y esterilizarla en agua caliente cada vez que la uso- tengo libertad y como mi querida ciudad es pequeña, logro hacer todo en poco tiempo. Hasta vitrinear alcanzo, mientras bebé es feliz con su padre, abuelitas o tias.

Por ultimo, muchas veces me he sentido culpable de «no sentirme mal» cuando salgo al centro a hacer tramites o simplemente a ver ropita -para mi y para mi niñito- y no es que no lo extrañe sino… ok, lo confieso, el 60% del paseo no lo extraño y es que me gusta caminar sin tener que pensar en preocupaciones, solo sentir el aire, ver libros y soñar. Es como cuando fui por primera vez de campamento scout y al llegar mis padres me preguntaron si los había extrañado… pues la verdad, ni me acordé de ellos hasta el día que me venia, no extrañaba ni mi cama calentita porque lo estaba pasando de maravillas, me habían elegido Miss Simpatía y lo había pasado excelente.Y eso no significa que no los quiera, de verdad, los amo y los adoro… es solo que me gusta poder tener un «time out» en donde me pueda reencontrar a mi misma. Y si se preguntan porque no salgo con él, es porque estamos en invierno. En verano iremos a la casa de las abuelitas, a la plaza y a la laguna arrancando del calor!!!

No sé que mas… es eso básicamente. Me gusta tener mi espacio y mis propios hobby… Eso me recuerda a mi madre pues ella siempre decía que estaba feliz de hacer cosas, que no necesariamente nos incluían a nosotras y que, por ejemplo, si no cocinaba X receta que todas las otras madres hacían era porque a ella no le gustaba mucho cocinar. Por eso con mi hermana, le decíamos que no tenía instinto maternal… creo que se lo dijimos tanto que casi pasó a ser una consigna… ¡Que horrible! Como son las cosas, AHORA si entiendo a que se refería: Ella nos ama muchísimo… pero también se ama a ella misma y por eso debe también respetar sus gustos, intereses y deseos.

Ahora que lo pienso en eso fui «mala hija» y si ahora le sumo lo «mala madre» que me veo ante el mundo… OMG! espero que sigan leyéndome…

Esperando que todo esto tenga sentido y no me odien… nos leemos pronto (i hope so…)

7 Comments

  1. ¡Yo también debo ser mala madre! Nosotros si colechamos pero con cuna de colecho. Vamos que cuando se pasa a mi lado le paso a su cuna, cerquita de mí pero con mi espacio que ya está grandullón el tío y es incómodo los tres juntos en un colchón de 1,35. Necesito mi espacio???? ¡sí! necesito estar sola, salir sola y ver a las amigas solaaaaa. Es necesario, muuucho, sobretodo para recargar las pilas y volver con muchas ganas de ver a mi pequeño. ¡No eres mala madre, o sí, y yo también lo soy! 😉 un besazo.

    • Bienvenida al club… se me olvidó decir que la cuna está al ladito de nuestra cama y asi se mantendrá hasta que cumpla unos 4 meses. Desde ahi en adelante lo prepararemos para cambiarlo de pieza. En todo caso nuestro departamento es chiquito por lo que «lejos» no estaremos.
      Gracias por pasar <3

  2. Otra que se une al club, de ahi mi nombre frikymama que el club de las malas madres ya existe…jaja. Tambien en alguna ocasion me he sentido un poco culpable por no sentirme mal cuando disfruto estando sola haciendo mis cosas sin pensar en mi hijos. Bueno chicas que no somas tan raras y al fin tenemos el mismo fin con diferentes herramientas para cobseguirlo: la felicidad de nuestros hijos. Un besitp

  3. Para nada eres mala madre! Todas necesitamos nuestro espacio, igual que los niños necesitan estar con amiguitos (aunque el tuyo aún sea chiquitito). Queriendo y haciendo feliz a nuestro niño o niña ya somos buenas madres… Yo no creo que las que colechan, portean, dan «teta» o se pasan 24 horas pegadas al niño sean mejores madres que yo, la verdad. También me gusta tener mi espacio.
    Un beso!

  4. En serio, mala madre?
    Mala madre es la que desatiende a sus hijos, los maltrata o los abandona.
    Tú, yo y la vecina de arriba somos madres, buenas a nuestra manera porque todas, todas, queremos lo mejor para nuestros hijos.
    Las hay que se sienten mal saliendo solas y prefieren pasar las 24 horas al día con sus hijos y me parece perfecto, porque como es lo que quieren, le están dando a sus hijos tiempo de calidad.
    Las hay que necesitan despegarse a ratos para sentirse individuos independientes, y me parece perfecto también, porque como se han podido realizar, han podido desconectar, el tiempo que les dedican a sus hijos es también de calidad.
    Así qué, qué más da, colecho o no, lactancia artificial o materna, porteo o carrito, mamá a tiempo completo o madre trabajadora, en serio, da igual, todas somos madres, buenas madres, sin duda.

  5. Yo tampoco creo que seas mala madre por eso. Todavía no he encontrado a ninguna mamá que no necesite un poco de espacio, vale que somos madres, pero también somos algo más ¿o después de tener hijos ya no podemos ser nada más mas que eso?
    Yo he tenido tres hijos, el peque todavía es pequeñito. Con unos he hecho colecho y con otros no, depende de cada hijo. Yo también duermo mejor a mis anchas en la cama de 1’50 y más si está el marido dormido en el sofá (jejejeje). Si el niñ@ está malito, duerme mal, etc… pues entonces hago colecho y sino, genial, duermo a pierna suelta.
    ¿Porteo? Después de tres embarazos mi espalda no está para eso, mejor el cochechito. Por supuesto que lo cojo si llora, pero no tengo porque transportarlo encima cuando tengo mi espalda que se me cae a cachos. Y cuando hay que hacer una excusión sin cochecito ¿Para qué están los padres mas que para hacer el porteo? jajajaja
    Un beso

Deja una respuesta